El australiano Brenton Tarrant se declaró hoy culpable de los 92 cargos que se le imputan por el ataque supremacista del 15 de marzo de 2019 contra dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, que se saldó con 51 muertos.

Tarrant, quien compareció por videoconferencia ante el Tribunal Superior de Nueva Zelanda en la ciudad de Christchurch, admitió los 51 cargos de asesinato, así como los 40 cargos de intento de asesinato y otro por terrorismo, mostraron las imágenes mostradas por los medios locales.

El australiano de 29 años, que permaneció impasible durante la lectura de las acusaciones, se había declarado el año pasado no culpable.

Mirá también
Mirá también

Por el coronavirus, Nueva Zelanda anula el homenaje a las víctimas de la masacre de Christchurch

'Él ha sido condenado por cada uno de esos cargos. No hay necesidad de juicio y las seis semanas asignadas para las vistas para junio quedarán vacantes', indicó más tarde en un documento el Tribunal Superior de Nueva Zelanda.

El Tribunal Superior no ha fijado una fecha para dictar su sentencia contra Tarrant, quien iba a ser juzgado el 2 de junio próximo, dado a la situación de cuarentena obligatoria que se vive en Nueva Zelanda por la pandemia del COVID-19.

La declaración fue convocada a última hora después de que Tarrant manifestara a sus abogados que quería comparecer ante el tribunal. /TVNZ Pool via AP/

'Estamos satisfechos de que las víctimas no tendrán que afrontar el trauma del juicio', expresó en un comunicado, Kevin Tso, director ejecutivo de la red de Apoyo a las Víctimas del Ataque Terrorista de Christchurch.

La vista de hoy fue convocada anoche después de que Tarrant manifestara a sus abogados que quería comparecer ante el tribunal, pero debido a las restricciones por la pandemia del nuevo coronavirus, el juez Cameron Mader permitió solamente la asistencia de 17 personas.

Mirá también
Mirá también

Cómo sigue la vida en la mezquita donde mataron a 42 personas

Tarrant es responsable de la masacre perpetrada en las mezquitas de Al Noor y Linwood, en donde disparó a quemarropa contra los musulmanes que habían acudido a esos templos para su oración de los viernes.

Brenton Tarrant, que también publicó en redes sociales su ideario supremacista, tomó por sorpresa a las autoridades dado que no tenía antecedentes y obtuvo la licencia de armas en noviembre de 2017 tras cumplir los requisitos legales.

Mirá también
Mirá también

Polémica en Nueva Zelanda por la difusión de una carta del autor de la masacre de Christchurch

Desde el ataque en Christchurch, el Gobierno de Nueva Zelanda adoptó varias medidas como una reforma sobre la tenencia de armas semiautomáticas e impulsó a nivel mundial regulaciones de las redes sociales para evitar la propagación de mensajes de odio, al tiempo que creó una Comisión Real para investigar los hechos.

Fuente: EFE

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original