Casi el 83% de las pernoctaciones correspondió a habitantes locales.
Paralelamente, la región Buenos Aires con 28,1% y la Patagonia con 19,7%, concentraron la mayor ocupación, seguidas por la ciudad de Buenos Aires, Córdoba y el Litoral.

La zona que presentó mayor crecimiento interanual fue Buenos Aires con un 20,1%, seguida por Córdoba con 5,3%.

Las ocupaciones hoteleras de los viajeros residentes se distribuyeron principalmente entre las regiones de Buenos Aires (33,6%), Córdoba (20,1%) y Patagonia (17,3%).

Por su parte, la región CABA centralizó las preferencias de los turistas extranjeros al concentrar 44,7% del total de pernoctaciones, seguida de la Patagonia, con el 31,3%.

La estadía promedio de los viajeros fue 2,8 noches, 5,4% mayor que el mismo mes del año anterior y la región que presentó la mayor estadía promedio fue Buenos Aires con 4,3 noches, seguida por Córdoba, con 3,3 noches.

Al mismo tiempo, el total de viajeros hospedados fue de 2,3 millones y no tuvo variación respecto al mismo mes del año anterior.
En este caso, el turismo de residentes subió un 0,9% mientras el extranjero disminuyó un 3,3%.

En base a los datos del INDEC, el 78,4% del total de los viajeros hospedados correspondió a personas que viven en el país.

Las regiones que hospedaron el mayor número de viajeros fueron la Patagonia, con 500.835 personas y Buenos Aires con 405.101.

Cabe recordar que primer mes de 2020, el turismo todavía no había sentido el impacto que el coronavirus provocó en la cantidad de viajes realizados.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original