18 de febrero de 2020  

WASHINGTON.- Después de que las autoridades de Estados Unidos comenzaran con la evacuación de sus más de 300 ciudadanos en Japón en el crucero Diamond Princess, registraron 14 casos de infectados por el coronavirus, que serán puestos en cuarentena durante 14 días.

Fuera de China, el mayor foco de infecciones es el crucero Diamond Princess, atracado en la costa de Yokohama, donde se registraron 99 casos ayer, lo que elevó el total a 454 personas contagiadas.

Estados Unidos interrumpió la cuarentena de 14 días a bordo del Diamond Princess porque, según las autoridades, la gente que permanecía en el barco corría un alto riesgo de exposición al virus.
Paralelamente, al menos 40 estadounidenses fueron contagiados a bordo del crucero y están hospitalizados en Japón.

Unos 300 norteamericanos fueron evacuados en las últimas horas.
Entre ellos figuran los 14 casos positivos, cuyos resultados de las pruebas llegaron en el transcurso de la evacuación.
A las personas infectadas se les permitió volar porque no mostraban síntomas, pero viajaron aisladas de los demás pasajeros.

El contingente viajó en dos aviones, que aterrizaron durante la noche de ayer en dos bases militares.
El primer avión descendió en la base de Travis, en el norte de California, mientras que el segundo vuelo llegó a la base de Lackland, en Texas.
De esta manera, los ciudadanos que no están enfermos iniciaron un nuevo período de cuarentena en el recinto militar para evitar el contagio.

En otro orden, los temores se elevaron ayer después de que dio positivo el resultado de una estadounidense que viajaba en el crucero Westerdam, que atracó en Camboya la semana pasada con 2200 pasajeros y miembros de la tripulación, tras ser rechazado en cinco puertos asiáticos.

Más de 1200 de los 1455 pasajeros desembarcaron.
Algunos están en Phnom Penh y serán sometidos a pruebas antes de ser repatriados, pero otros salieron de Camboya y tomaron vuelos comerciales rumbo a sus países, la mayoría vía Malasia, donde fue diagnosticada la estadounidense, que ahora se encuentra en observación, al igual que su marido.

Agencia AFP, AP y ANSA

Fuente: La Nación >> lea el artículo original