En Venezuela, la familia y el abogado de Juan José Márquez, tío de Juan Guaidó, denuncian que su detención ha sido un 'vil y burdo montaje' destinado a presionar al líder opositor.

Márquez fue detenido tras aterrizar en Caracas junto a Guaidó. Está acusado de 'tráfico ilícito de armas y explosivos' por traer presuntamente en su equipaje explosivos químicos y chalecos antibalas.

Su abogado, Joel García, denuncia que su arresto estuvo trufado de irregularidades. 'Cuando nos pudimos enterar de las actas que comportan ese expediente, nos pudimos dar cuenta que se trata de un vil montaje más, pero un burdo montaje más', afirmó.

Denuncian que no hay un dictamen pericial de supuestos explosivos ni testigos del arresto. Se encuentra en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar, al este de Caracas, que su esposa, Romina Botero, califica de 'centro de tortura'.

'Pensaba que nos íbamos a ver, yo todavía no lo he visto y hoy en el DGCIM me dijeron que tenía que esperar 30 días para verlo', se quejó la mujer de Márquez, que solo ha podido hablar con él por teléfono.

Diosdado Cabello asegura que Juan Márquez trasladaba explosivos C4

En su programa de televisión semanal, el dirigente chavista Diosdado Cabello aseguró que el tío de Juan Guaidó portaba, además de explosivos sintéticos, chalecos antibalas y hasta un supuesto plan en inglés con operaciones que se iban a realizar en Venezuela.

'Traía unas linternas tácticas, las cuales contenían en su interior, en el compartimento de las baterías, una sustancia química de naturaleza explosiva, presuntamente explosivo sintético C4', afirmó.

Cabelló dijo que el gobierno venezolano va a abrir una investigación contra la aerolínea portuguesa TAP, propietaria del avión en el que regresaron a Venezuela Juan Guaidó y Juan Márquez.

'Los portugueses creen que nosotros somos pendejos. Los dueños de la aerolínea creen que nosotros somos pendejos', atacó el líder chavista.

La detención en el aeropuerto mientras Guaidó era recibido a golpes

Juan Márquez desapareció tras llegar al aeropuerto de Caracas junto a Juan Guaidó en un vuelo de la aerolínea TAP. Fue detenido por funcionarios de aduanas, mientras su sobrino, reconocido como presidente de Venezuela por más de medio centenar de países, era recibido entre golpes e insultos por decenas de chavistas, tras su gira para conseguir apoyos por Europa, Canadá y Estados Unidos.