Foto tomada de <strong><a href=Cubaminrex' data-mediaviewer-src='http://www.granma.cu/file/img/2020/02/medium/f0161857.jpg' data-mediaviewer-caption='Foto tomada de Cubaminrex' data-mediaviewer-credit='Tomada de Prensa Latina' itemprop='url' itemid='/file/img/2020/02/medium/f0161857.jpg'>

Foto: Tomada de Prensa Latina

Cuba llamó hoy aquí a unir esfuerzos para garantizar un ciberespacio útil, provechoso, pacífico, seguro, abierto y cooperativo, que contribuya a la materialización de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La intervención de la delegación cubana fue parte de las actividades previstas en la Segunda Sesión Sustantiva del Grupo de Trabajo de composición abierta de la Asamblea General de la ONU.

El evento se enfoca en analizar los avances en la esfera de la información y las telecomunicaciones en el contexto de la seguridad internacional.

Sobre estos temas, detalló el experto cubano Miguel Gutiérrez, deben implementarse con urgencia normas de comportamiento que complementen los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas.

Entre ellos, indicó, están el respeto a la igualdad soberana de los Estados, la integridad territorial, la no intervención en los asuntos internos de los Estados y el no uso de la fuerza o la amenaza de emplearla, expresó.

Los Estados son los principales responsables en la preservación de la paz y la seguridad internacionales en este ámbito, dada su incidencia en el desarrollo e implementación de normativas y políticas, puntualizó Gutiérrez.

Además reconoció igualmente la validez de un modelo de gobernanza de Internet democrático y participativo, basado en la Carta de la ONU, el derecho internacional y el multilateralismo, donde se incluya a todas las partes interesadas según sus respectivos roles y responsabilidades.

El estudioso, quien labora en el Ministerio de Comunicaciones de Cuba, hizo alusión a un grupo de tendencias y amenazas que se observan hoy en torno a las TIC y esbozó cómo dichas tecnologías no representan una amenaza en sí mismas, sino sus potenciales usos ilícitos que podrían afectar la paz y la seguridad internacionales.

Entre esas amenazas se encuentran, por ejemplo, el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones como pretexto para el desencadenamiento de guerras, la amenaza o el empleo del poderío bélico, la subversión y la desestabilización.

(Tomado de Prensa Latina)