El ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, supervisaron hoy el operativo sanitario en las localidades del norte la provincia, donde en las últimas semanas se registró la muerte de al menos seis chicos por desnutrición.

'Es una situación difícil. El Presidente me ha encargado que esté hoy presente en Salta para ver cómo se desarrollan los trabajos', afirmó Rossi en diálogo con medios locales.

'La tarea del Ejército aquí es muy valiosa, en principio con la distribución de agua a través de las plantas potabilizadoras para lograr un normal abastecimiento y ya se distribuyeron unos 700.000 litros ensachetados', destacó.

El funcionario aseguró que 'el agua es lo más urgente con lo que podemos asistir, pero también está aquí nuestro personal médico y sanitario en el marco del operativo en conjunto con el gobierno salteño y el Ministerio de Desarrollo Social'.

'Habrá una segunda etapa en la que el Ejército tendrá la tarea de las perforaciones para los pozos de agua que sean necesarios, estamos terminando de convenir cómo será esa operación', explicó.

Agregó que 'en aquellos parajes más alejados, las fuerzas armadas pueden ser la presencia del Estado para dar respuesta a las necesidades que surjan'.

Los funcionarios visitaron el paraje El Rosado, donde constataron la situación de las comunidades de Santa María y Las Golondrinas, que actualmente reciben asistencia del equipo interministerial y del Ejército Argentino.

Por otra parte, según un comunicado oficial del gobierno provincial, en el departamento de Rivadavia se instalaron dos puestos sanitarios, en las localidades de El Rosado y en Alto La Sierra, donde se colocaron 2.224 vacunas a la población, se intensificó la atención en territorio y se distribuyeron módulos alimentarios.

También informó que se destinaron 200 tanques de agua y dos camiones cisterna; además se dispuso la entrega de 160.000 módulos alimentarios y 20.000 módulos de asistencia crítica, que se complementará con el otorgamiento de 21.891 tarjetas Alimentar. Además, movilizó 26 médicos y 30 agentes sanitarios para monitorear la situación sanitaria en el lugar.

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original