El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, reiteró hoy que 'la situación en Salta es verdaderamente grave', al referirse a las muertes de niños wichis por desnutrición, tras una reunión para evaluar el tema convocada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, de la que participó también el titular de Salud, Ginés González Garcia.

En la ocasión el titular de la cartera de salud informó que se sumarán profesionales de la comunidad originaria para trabajar en la zona, considerando como 'problemas' las barreras culturales y comunicacionales.

Arroyo dijo que 'si los chicos dejan de tomar agua en mal estado van a mejorar su situación' y aclaró que 'hay una población dispersa, amplia' en la que 'hasta hace pocos días teníamos 32 chicos internados, de los cuales 16 estaban en una situación de gravedad, en términos nutricionales, y hoy son 12'. De esta manera el ministro actualizó los datos que ayer dio a los medios nacionales y que hoy negó la ministra de Salud local, Josefina Medrano.

'La situación sin lugar a dudas es grave y exige que todos acompañemos en la emergencia que es tomar agua en condiciones, la asistencia alimentaria y la asistencia en salud, y en lo estructural que es resolver el acceso al agua potable', enfatizó el funcionario nacional.

En tanto, González García explicó que 'la situación se agudizó en enero' y remarcó que 'uno de los problemas es el problema cultural, el lenguaje, la comunicación' en esas comunidades.

'Se han conseguido 4 médicos, 11 enfermeros  y también agentes sanitarios de origen wichi que van a agregarse al equipo que está trabajando en Salta y se están haciendo rondas buscando el problema, no solo la desnutrición aguda, sino la desnutrición crónica que es uno de los problemas', indicó el titular de Salud.

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original