El amor se demuestra de muchas maneras. Con un abrazo, una mirada, un beso, una carta…. O con una delicia lo más acaramelada posible, porque el amor también empalaga: un postre abundante impacta en cuerpo y alma. Es un golpe directo a los paladares y al corazón. Para que todos los lectores celebren este San Valentín de la mano de dulzores memorables, les pedimos a tres restaurantes que compartan con Clarín sus recetas más golosas.

El resultado consagró el siguiente podio: calzone di nutella, volcán de dulce de leche y una copa con chocolate, banana y merengue. Todas preparaciones tan potentes para que al comer el primer bocado sientan de inmediato el flechazo zumbón de Cupido. Vamos a repasar uno por uno para que elijan el más adecuado para su pareja.

Para los fanáticos de la nutella… y la pizza

Desde Cosi Mi Piace sugieren un postre que lleva una masa salada y un relleno de pasta de cacao y avellanas. Un dulce que combina diferentes texturas y sabores opuestos. “Creamos este postre porque queríamos tener una propuesta con un toque italiano y a la vez original. De esta manera aprovechamos nuestra forma de cocción principal (el horno a leña, donde hacen todas las pizzas) fusionado con Nutella, un producto bien europeo”, dice Natalia Czerwonogora, socia del emprendimiento. El mejor plan para cuando no se ponen de acuerdo en pedir una porción más de pizza o mejor ya saltar al postre.

Mirá también
Mirá también

Las recetas de Clarín para este fin de semana: barritas de cereal

Para los amantes del dulce de leche

“El volcán de dulce de leche es un postre bien argentino. El praliné de nuez aporta sabor y la crocancia necesaria para el efecto que produce en boca todo su conjunto. La mousse de queso corta un poco con tanto dulce, sin quitar untuosidad al postre, y además logra un contraste de temperaturas respecto del volcán caliente”, adelanta Martín Arrojo, chef de Jornal, quien cuenta que para imaginar este postre pensó en qué le gustaría comer a él.

De esta manera, recomienda un mega postre goloso con lo dulce, suave y meloso: tiene la Vauquita casera –pasión de muchos argentinos– que también aporta un poco de crocante, se disfruta de lo caliente del volcán con lo frío de la mousse y el contraste con el praliné de nuez. Es un sabor que alude al placer, un postre para compartir porque su sabor es muy intenso y permite “cucharear” de a dos.

Para los golosos de antaño

Las copas con mousse o helado son un clásico que no falla. La idea de los “triffle” es sumar todo lo dulce que sea compatible y que esté al alcance de la mano. Es así que Marcelo Fabian Gil, dueño de Bruce Grill Station, devela la receta de su postre “Muy Banana”, una copa de galletitas con ganache de chocolate, dulce de leche con banana, merengue triturado y caramelo. Ni lo digan: se hace agua la boca con solo leerlo.

Mirá también
Mirá también

La receta de Clarín para el fin de semana: cócteles sin alcohol

La receta del Muy Banana está inspirada en un postre americano, con una interesante mezcla de texturas y sabores. “En Bruce le dimos una vuelta de tuerca, sumándole la propia combinación de la banana con dulce de leche, un clásico argentino”, explica el pastelero. Y agrega: “Es un postre ideal para compartir por su tamaño y porque satisface a todos los paladares. La combinación de banana fresca, merengue dulce y la ganache de chocolate resulta perfecta para cerrar una velada de a dos. Sobre todo, es original y sale un poco de los clásicos postres con frutillas que se suelen servir en San Valentín”, sostiene Gil.

Vamos, que el amor es más fuerte, como decía el recordado tema de la película Tango Feroz. Entréguense al mejor de los sentimientos y estados del corazón y anímense a transformar las “cosquillitas en el estómago” en delicias dulces para el paladar. A disfrutar de los postres y ¡feliz San Valentín!

Calzone de Nutella

Una delicia de pasta de cacao y avellanas envuelta en masa de pizza.

De Cosi Mi Piace

Ingredientes para 4 unidades:

Harina de trigo, 1kilo

Aceite (puede ser aceite de oliva), 30 cc

Agua, 600 cc

Levadura, 5 gramos

Nutella, 100 gramos

Azúcar impalpable, 10 gramos

Preparación:

Para la masa, colocar la harina sobre la mesada y hacer un circulo en el centro para colocar la pizca de sal y luego el aceite. Por otro lado, unir el agua con la levadura hasta que se disuelva por completo. Añadir el agua con levadura a la harina e ir integrando de a poco. Amasar por 3 o 4 minutos sin parar, hasta obtener una masa de contextura lisa. Hacer un bollo y llevar por 30 minutos a la heladera. Luego, dividir el bollo en cuatro partes iguales.

Mirá también
Mirá también

Recetas con pasta fría: una variante fresca y contundente para ensaladas de verano

Estirar cada bollo con la dimensión de una pizza (unos 28 cm. de diámetro), rellenar con la Nutella sobre una mitad y cerrarlo desde una punta a la otra (como si fuera una empanada enorme) y realizar el repulgue con ayuda de un tenedor para obtener un mejor sellado. Antes de llevar al horno, pincharlo dos veces sobre la superficie para que el calor ingrese mejor y logre una mayor fundición del relleno.

Hornear de 4 a 5 minutos a 200°. Retirar, espolvorear con azúcar impalpable y decorar con una hoja de menta.

Volcán de dulce de leche con mousse de queso, Vauquita y praliné de nuez

EL clásico volcán pero con dulce de leche. Una bomba para compartir.

De Jornal

Ingredientes para 10 porciones:

Para el volcán:

Dulce de leche repostero, 500 gramos

Yemas, 4 unidades

Huevos, 2 unidades

Harina, 25 gramos

Crema, 50 gramos

Para la Vauquita casera:

Azúcar impalpable, 300 gramos

Dulce de leche repostero, 300 gramos

Para el praliné de nuez:

Azúcar, 300 gramos

Nueces picadas, 300 gramos

Para la mousse helada de queso:

Yemas, 5 unidades

Azúcar, 140 gramos

Queso Finlandia, 350 gramos

Crema, 280 gramos

Preparación:

Para el volcán de dulce de leche, mezclar en un bol todos los ingredientes hasta integrar. Enmantecar y enharinar moldes individuales. Llenar los moldes hasta 3/4 partes para que no se desborde al cocinar. Llevar al horno a 160° durante ocho minutos. Dejar reposar.

Para la Vauquita casera, mezclar en partes iguales el dulce de leche y el azúcar impalpable. Formar una masa, estirar sobre una bandeja con un palote y dejar secar. Reservar en un lugar fresco.

Para el praliné de nuez, colocar en una olla al fuego el azúcar con un poco de agua e incorporar la nuez picada. Mover constantemente con una cuchara de madera hasta que se seque el azúcar y se forme una especie de garrapiñada.

Para la mousse de queso, mezclar las yemas con el azúcar en un bol hasta que estén color crema. Montar la crema de leche en una batidora junto con el queso Finlandia a temperatura ambiente. Integrar esta mezcla de crema y queso con las yemas haciendo movimientos envolventes con una espátula de goma. Reservar en el congelador por al menos 4 horas.

Desmoldar el volcán sobre un plato llano, colocar el praliné de nuez, una cucharada de mousse helado de queso por encima y formar una línea irregular con las piedritas de Vauquita casera.

Copa de galletita con ganache, mousse de banana, merengue y caramelo

Una copa con mousse de banana, ganache de chocolate y galletitas. Para compartir bocado a bocado.

De Bruce Grill Station

Ingredientes para 1 porción:

Galletas Lincoln y Oreo, 45 gramos

Ganache de chocolate, 50 gramos

Mousse de banana, 30 gramos

Merenguitos, 3 copos

Rodajas de banana, c/n

Caramelo líquido, c/n

Para la ganache de chocolate:

Chocolate amargo, 100 gramos

Crema de leche, 220 cc

Para la mousse de banana:

Chocolate blanco, 20 gramos

Crema de leche, 25 gramos

Azúcar, 1 cucharadita

Banana, 1 unidad

Dulce de Leche, 100 gramos

Preparación:

Para la ganache, picar el chocolate en pequeños trozos y reservar en un bol. Colocar la crema en una cacerola a fuego medio hasta que empiece a burbujear en los costados, con cuidado de no sobre hervir. Retirar del fuego y volcar la crema en el bol sobre el chocolate picado. Dejar reposar 5 minutos. Mezclar con cuidado. Reservar.

Para la mousse, derretir el chocolate blanco troceado a baño María o en el microondas. Mezclar bien y dejar enfriar. Batir la crema junto al azúcar con una batidora hasta conseguir punto chantilly. Añadir la mitad de la crema al chocolate fundido, hasta que quede una mezcla homogénea. Añadir con cuidado la crema restante. Mixear esta preparación junto a la banana y el dulce de leche. Reservar.

Triturar y mezclar las galletitas y colocarlas en la base de un vaso, agregar la ganache de chocolate, luego la mousse de banana, los merenguitos triturados y terminar con rodajas de banana en los bordes. Hacer un caramelo líquido y un verter en zig zag sobre el postre.

AS

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original