La vocera del Ministerio de Exteriores del país asiático, Hua Chunying, señaló que el gobierno estadounidense fue 'el primero en evacuar al personal de su consulado en Wuhan, en mencionar la retirada parcial de su personal en la embajada y en imponer una prohibición de entrada en el territorio a los visitantes chinos'.

Y agregó: 'Por lo que yo sé, el gobierno de Estados Unidos todavía no ha ofrecido ninguna ayuda sustancial a la parte china. Todo lo que ha hecho solo puede crear y propagar el miedo'.

Las declaraciones de la funcionaria china surgieron luego de que el país norteamericano prohibiera la entrada a su territorio a todos los no residentes que hubieran visitado China en los últimos 14 días, mientras que aconsejó a sus ciudadanos no viajar a ese destino.

La cifra de muertos se elevó este lunes por la noche a 426 y los infectados son 19.843. El coronavirus 2019-nCoV puede provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y dificultad para respirar.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que la prioridad en la lucha contra la epidemia es contener el coronavirus en China, su epicentro, para que así la propagación a otros países sea lenta y controlable.

'Si invertimos en luchar en el epicentro, en el origen, entonces la propagación a otros países es mínima y también lenta. Si es mínima y lenta, lo que salga también podrá ser controlado fácilmente', explicó.

Además, sostuvo que, aunque los casos todavía se pueden multiplicar, existe 'la oportunidad de trabajar de forma agresiva para evitar que esto ocurra'.

El 30 de enero, la OMS anunció que el coronavirus representa una 'emergencia de salud pública de preocupación internacional'.

Este lunes finalizaron las vacaciones del Año Nuevo lunar, que fueron extendidas por orden del Gobierno por cuatro días más en el marco de las medidas tomadas para evitar los desplazamientos masivos que aumenten los contagios.

De esta manera, millones de trabajadores retomaron sus tareas pero las reincorporaciones se producen de modo gradual y los centros de enseñanza de todo el país no tienen una fecha de vuelta a clase.

En cuanto a los mercados, en la reapertura se desplomaron las Bolsas chinas y el Banco Central prometió una inyección de liquidez de 1,2 billones de yuanes para disminuir el impacto económico de la epidemia.

Según señaló el vicepresidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, Lin Weiliang, las consecuencias en la economía tendrán una corta duración debido a que el país cuenta con los recursos para superar las complicaciones.

Fuente: Minuto Uno >> lea el artículo original